5 TIPS PARA MANTENER TU DIETA A RAYA.

mantener-tu-dieta

Mantener tu dieta MANTENER TU DIETA MANTENER TU DIETA

Seguramente te cueste mantener tu dieta a raya, es posible que te hagas promesas que no puedes cumplir, a lo mejor te has propuesto mejorar tu alimentación y abandones a las pocas semanas de empezar.


Lo sé.
Me ha pasado.
Le pasan a muchas de las personas que acuden a mí para mejorar sus hábitos.
“Fer, no puedo mantener mi dieta a raya”
Lo primero que trabajo con ellos es el concepto “dieta”
Y por ahí voy a empezar contigo que estás leyendo esto.


No digas dieta.
Suena a manido, pero es verdad.
La mayoría de las personas buscan en una dieta lo que han perdido después de años de descuidos y malos hábitos. Tienen un concepto de dieta que suele tener mucho que ver con temporalidad y sacrificios. Y claro, si entendemos dieta como algo sacrificado y temporal es normal que se abandone.
No busques una solución mágica que ejecute sus super poderes en 3 meses, eso no suele funcionar.
Debes encontrar una manera de comer que sea divertida, que te guste, que se ajuste a unos patrones nutricionales ideales para ti, y sobre todo que tú puedas sostener para siempre, o hasta que tu decidas cambiarla.
Haz una cosa, piensa en la palabra dieta.
¿Qué sensaciones tienes al pensar en ella?
Seguramente no sean muy buenas, ojo igual me equivoco, pero en general no suele generar buenas vibraciones.
Así que no digas dieta, di “una forma de comer buena, saludable y divertida para mí”, por ejemplo.

Utiliza medidores alternativos a la báscula.
Si tu objetivo es perder o ganar peso, el éxito de nuestra “intención de cuidado” (ya no voy a nombrar la palabra dieta) no puede depender únicamente con la báscula, pues nos perdemos muchas otras maneras de medir el éxito de nuestras acciones.
Por ejemplo:
¿Qué tal son tus digestiones? ¿Han mejorado?
¿Cómo te ves en el espejo?
¿Has notado cambios en cómo te queda la ropa?
¿Notas incremento en tus niveles energéticos?
¿Te sientes más ágil física y mentalmente?

No te prohíbas cosas.
Elimina la palabra prohibido.
Está claro que hay alimentos más interesantes que otros a nivel nutricional, y que debemos priorizar en los primeros. Pero caramba, si te gusta comer pizza, te apasiona la pizza, cómela. Eso sí, con cabeza, de manera consciente y sabiendo que tal vez no es la mejor opción.
Así que cuando lo hagas, en esos momentos especiales, disfrútala sin culpa, sabiendo que comer de manera equilibrada y buena para ti puede incluir de vez en cuando, si para ti es importante, una pizza.
Ya verás cómo haciéndolo así la disfrutas mucho más.

Crea un entorno adecuado.
Esto implica dos cuestiones importantes para mí.
La primera es llenar tu cocina de alternativas interesantes nutricionalmente y vaciarla de productos de esos de los que no deberías abusar y suponen una tentación para ti. Ya sabes a lo que me refiero, opciones altamente procesadas, snacks, bebidas azucaradas… Ojo, volviendo al punto anterior, no significas que te lo prohíbas, pero tampoco se trata de tener la tentación a golpe de abrir la puerta de la despensa.
Llena tu nevera de productos frescos y densos nutricionalmente.
Y vacía tu despensa de elementos tentadores con poca densidad nutricional.

La segunda es tratar de que las personas que viven contigo o con las que compartes tiempo entiendan que has decidido cuidarte, que para ti es importante y que necesitas su apoyo. Muchas veces tenemos al “enemigo” en casa y no recibimos el apoyo y la empatía que necesitamos.
Así que exprésalo, es importante.

Organízate.
Evita la improvisación, cuando improvisamos víctimas de las prisas o las circunstancias externas, no solemos hacer las mejores elecciones.
Así que trata de organizarte de la mejor manera posible.
– Haz listas de la compra.
– Planifica tus menús.
– Ten recursos siempre listos para esos días locos.
No podemos evitar los imprevistos.
Pero si podemos tener un plan de contingencia que evite las consecuencias de los mismos.

Te dejo aquí un recurso de mi amiga Vanesa (Paleo Moderna) al respecto.

MANTENER TU DIETA

Recuerda.
– No estás a dieta, estás cuidando tu alimentación, comes de manera sabrosa, divertida, variada y saludable para ti.
– Mide tus progresos al margen de la cifra que marca la báscula, recupera tu poder para evaluar tus avances de otras maneras. La báscula es tirana y engañosa.
– No te prohíbas nada, lo prohibido nos atrae. ¿Qué hacen los niños cuando se les prohíben cosas?
– Crea un entorno adecuado, rodéate de factores potenciadores.
– Planifica, evita improvisar, ten un plan.

Si crees que te falta motivación y ese pudiera ser tu problema, en mi podcast traré el tema con un verdadero motivador, Victor Reyes, puedes esacucharlo AQUÍ.

Deja un comentario

Contacto

fer@fernandorodrigo.com

Sígueme

Suscríbete

Suscríbete al boletín de noticias y entérate antes que nadie de lo que estoy cocinando.