Episodio 45: Bizcocho de zanahoria sin harina.

El Coachef
El Coachef
Episodio 45: Bizcocho de zanahoria sin harina.
/

Una alternativa muy rica para el desayuno del domingo.

  • Zanahoria rallada fina 240 g
  • Huevos L 2
  • Avellana molida 80 g
  • Almendra molida 70 g
  • Esencia de vainilla 5 ml
  • Canela molida 5 g
  • Jengibre molido 3 g
  • Bicarbonato sódico 2 g
  • Sal una pizca
  • Clara de huevo L 2

Precalentar el horno a 180ºC y preparar un molde rectangular de unos 20 cm. Lavar y secar bien las zanahorias, pelarlas ligeramente si estuvieran un poco dañadas por fuera. Rallarlas hasta obtener 240 g. Reservar.

Romper los huevos en un recipiente con la esencia de vainilla y batir con unas varillas. Si nunca habéis hecho bizcochos de este tipo, podéis empezar con un poco de azúcar (unos 40-50 g) o con edulcorante al gusto, y luego probar a ir reduciéndolo hasta que os acostumbréis al sabor de los demás ingredientes. Incoporar la avellana, la almendra, las especias, el bicarbonato y la sal. Remover y añadir la zanahoria, mezclando bien.

Montar aparte las otras dos claras de huevo y añadirlas a la masa, con movimientos envolventes. Llevar al molde, igualar la parte superior con ayuda de una espátula y añadir un poco de canela, si se desea. Hornear durante unos 40 minutos, hasta que al pinchar el centro con un palillo salga prácticamente limpio.

Esperar un poco antes de desmoldar y dejar enfriar por completo sobre una rejilla. Hay que tener en cuenta que dependiendo de las zanahorias, el tamaño de los huevos y el tipo de frutos secos saldrá más o menos jugoso, pero será un bizcocho húmedo igualmente. Si usamos un molde más pequeño quedará más gordito y podría ser más húmedo aún.

Deja un comentario

Contacto

fer@fernandorodrigo.com

Sígueme

Suscríbete

Suscríbete al boletín de noticias y entérate antes que nadie de lo que estoy cocinando.